Tienda Miel El Corta

miel y limon para la tos

Miel y limón para la tos, ¿mito o realidad?

Cuántas veces habremos escuchado que la miel y el limón para la tos es un remedio natural muy eficaz. Seguramente lo hayas oído en boca de tu madre, o de tu abuela,… ¿Pero qué hay de cierto y qué hay de leyenda? ¿Tan buena es? ¿O todo es una leyenda? Veamos en este artículo si es realidad que la miel y el limón para la garganta son buenas.

La respuesta es que el limón y la miel son buenas para el resfriado, y por tanto, también para la tos y la garganta. Y no es que lo digamos nosotros sino que así lo afirma un estudio científico publicado por la prestigiosa revista International Wound Journal. Pero entremos en detalle y veamos por qué es

Zumo de limón con miel

El estudio recoge que la miel es el mejor antibiótico natural para la garganta que podemos encontrar en la naturaleza. Ese poder antibiótico lo podemos aprovechar en nuestro beneficio. Las propiedades de la miel son numerosas y no deberíamos desaprovecharlas. Sobre todo porque estamos hablando de un alimento natural sin procesar, sin aditivos, sin conservantes… Sólo miel pura.

En realidad existen multitud de medicamentos eficaces contra la tos y el resfriado. Pero si buscas algo natural seguramente pocas cosas como el limón y la miel son tan eficaces.

De hecho para curar la tos de forma natural podemos tomar miel directamente. Ya de por sí podemos paliar los problemas que puede acarrearnos un resfriado. Pero si además de miel le añadimos el limón el efecto curativo puede aumentar. El limón tiene multitud de vitamina C y eso siempre es bueno para cualquier resfriado o como prevención de cualquier enfermedad. Si no tienes limón en casa también puedes probar con una naranja. Igualmente es rica en Vitamina C por lo que puedes utilizar el cítrico que más te guste. Ya sea miel con limón o miel con naranja estarás aportando a tu cuerpo un extra de vitaminas ideal para épocas invernales.

Por eso tomar miel con limón es sumamente beneficioso. Pero cuidado, más que para curar, que también lo puede hacer, es mejor para prevenir un resfriado. La Vitamina C más que curar un resfriado es ideal para no cogerlo, o en el peor de los casos, con efectos menos dañinos. Por eso, tomar miel con limón caliente antes de irse a dormir puede ayudar en la prevención de un constipado, o para reducir sus efectos. Además, si se toma caliente siempre puede ayudar a paliar cualquier irritación que tengamos en la garganta. Pero cuidado, caliente no es ardiendo.

También es bueno tomar miel y limón calientes. Está comprobado que las bebidas calientes son ideales para combatir el resfriado. Un estudio científico realizado por la Universidad de Cardiff (Reino Unido) demostró que una temperatura alta en las bebidas ayuda a que el remedio surta efecto. Además, la bebida caliente (sin pasarse claro) puede aliviar el dolor de garganta.

Cuando llega el frío son muchos y muchas las que acuden a la farmacia en búsqueda de un medicamentos para el resfriado y para la tos. Pero nada mejor que antes de comprar medicamentos siempre es preferible acudir a remedios naturales contra el resfriado y la tos. Y en estos casos que la miel y el limón tienen propiedades que podemos aprovechar. Sin gastarnos casi un euro, y con alimentos ricos en sabor y ricos en vitaminas. Todo natural.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies